Artículos destacados


Fecha de publicación : julio 19, 2016

“Ha llegado el tiempo” para que Marruecos recupere su “lugar natural” en el seno de la Unión Africana (UA), aseguró SM el Rey Mohammed VI en un mensaje dirigido a la 27ª cumbre de la UA que se celebra en Kigali.

“Hace ya mucho tiempo que nuestros amigos nos piden regresar para estar con ellos, y para que Marruecos recupere el lugar natural que le corresponde en el seno de su familia institucional. Así pues, este momento ha llegado.

Con este acto histórico responsable de volver a la Unión Africana, Marruecos quiere obrar en el seno de este bloque con vistas a trascender las divisiones.

“Esta decisión de volver, reflexionada y madurada durante mucho tiempo, emana de todas las fuerzas vivas del Reino”, afirmó el Soberano subrayando que “el tiempo de las ideologías ha quedado atrás” y los pueblos de África necesitan hechos concretos y acciones tangibles.

“La geografía no se puede cambiar. Tampoco podemos substraernos al peso de la historia”, explicó el Soberano. “He aquí cuantos hechos abogan por que Marruecos deje de permanecer fuera de su familia institucional y pueda, de este modo, recuperar su lugar natural y legítimo en el seno de la UA”, añadió el Soberano.

Actuando desde el interior, Marruecos contribuirá a hacer de la misma una organización más fuerte, orgullosa de su credibilidad y aliviada de los oropeles de un período superado, aseguró SM el Rey subrayando que el reto que permanece por relevar, para África, después de transcurrida más de una década desde el nacimiento de la Unión Africana, “no es otro sino el de la unidad y cohesión de nuestra gran familia”.

Marruecos, abandonó la OUA pero jamás a África, explicó el Soberano subrayando que lo único que ha hecho es irse de una institución, en 1984, en unas circunstancias muy particulares, subrayando que la relación pasional del Reino de Marruecos con su continente explica el sentimiento legítimo de que el reconocimiento de un seudo Estado fue duro de aceptar por el pueblo marroquí.

“Ha llegado el tiempo para apartar las manipulaciones y la financiación de los separatismos, dejando de mantener en África los conflictos de otras épocas, para privilegiar una única opción, a saber, la del desarrollo humano sostenible, de la lucha contra la pobreza y la malnutrición, de la promoción de la salud de nuestros pueblos, de la educación de nuestros hijos y de la mejora del nivel de vida de todos”, dijo SM el Rey.

El Soberano lamentó a este respecto que algunos países siguen pretendiendo que Marruecos no tiene vocación como para representar a África, porque su población no es mayoritariamente negra, notando que África no se reduce a un color. Seguir insinuándolo, significa conocer mal nuestras realidades”.

Por esta razón, añadió SM el Rey, todos aquellos que denigran Marruecos, realmente perjudican a los propios africanos. La popularidad del Reino y su dimensión en África, no necesitan ninguna demostración ni prueba.

El Soberano destacó igualmente que África, que durante mucho tiempo fue descuidada, es ahora insoslayable y ahora ya se presenta como un interlocutor activo y respetado en el seno del debate sobre la Gobernanza mundial.

”Por ello, en lo que se refiere a la cuestión del Sáhara, el África institucional no puede soportar por más tiempo los lastres de un error histórico y de un legado engorroso’, preció SM el Rey.

“¿No estaría la Unión Africana en evidente contradicción con la legalidad internacional, ya que este supuesto Estado no es miembro ni de la Organización de las Naciones Unidas, ni de la Organización de la Cooperación Islámica y ni de la Liga de los Estados Árabes, tampoco lo es de ninguna otra institución subregional, regional o internacional?, se preguntó el Soberano.

También subrayó que ¿Acaso la UA podría permanecer en desfase con la posición nacional de sus propios Estados miembros, ya que al menos 34 países no reconocen o ya no reconocen esta entidad? SM el Rey señaló así que incluso entre los 26 países que se habían colocado en el campo de la división en 1984, sólo perdura una estricta minoría de una decena de países.

Esta evolución positiva, hizo observar el Soberano por otra parte, se conforma con la tendencia observada a escala mundial. Desde el año 2000, 36 países retiraron su reconocimiento al Estado fantasma.

La Unión Africana se encuentra también en total desfase con la evolución de la cuestión del Sáhara, a escala de las Naciones Unidas, señaló también el Soberano, destacando que la UA sola no puede prejuzgar el destino de este proceso.

Por su neutralidad recuperada, podría, por el contrario, contribuir de una manera constructiva al advenimiento de esta solución, dijo el Soberano.

18/07/2016