Artículos destacados


Fecha de publicación : junio 13, 2022

Hilale desvela las cuatro verdades de la separatista Sultana Khaya al Consejo de Seguridad y al SG de la ONU

Nueva York (Naciones Unidas) – El embajador y representante permanente de Marruecos ante la ONU, Omar Hilale puso al descubierto, en unas cartas al Consejo de Seguridad y al SG de la ONU, las cuatro verdades de la llamada Sultana Khaya, una separatista, que Argelia y el “polisario” instrumentalizan contra Marruecos.

En estas cartas, el embajador subraya que “Sultana Khaya no es una defensora de los derechos humanos, sino una agente a sueldo de Argelia y del “polisario””, subrayando que esta separatista multiplica las acciones de provocación y atenta contra el orden público y la quietud de la vecindad, incitando en público al odio y al uso de la violencia, especialmente contra la población civil, la fuerza pública y sus familias, así como a la destrucción de bienes públicos y a la apología de la acción armada. Hilale advirtió que esto constituye una incitación a los actos terroristas.

El emnajador afirmó que Khaya se ha embarcado en el activismo separatista y en el llamamiento a la acción armada en el Sáhara marroquí, después de haber sido alistada y reclutada por el “polisario”, y luego entrenada militarmente en Argelia, señalando que para este fin, y provista de un pasaporte marroquí, ha realizado, desde marzo de 2010, 13 viajes a Argelia y a los campamentos de Tinduf, durante los cuales se ha beneficiado de numerosas sesiones de manejo y uso de armas de fuego y ha participado en ejercicios militares de los separatistas del “polisario”.

También dijo que la separatista fue entrenada por expertos, entre ellos argelinos, en las técnicas de propaganda en los medios de comunicación, la instrumentalización de las noticias con fines políticos, la incitación a la violencia, la manipulación y falsificación de fotografías y grabaciones de vídeo y el recurso a falsas denuncias ante los mecanismos de la ONU, con el objetivo de instrumentalizarlas contra las autoridades marroquíes.

El diplomático marroquí añadió que, para financiar sus actividades al servicio de la agenda de Argelia y de su grupo separatista armado “polisario”, recibe de ellos una subvención mensual de unos 4.300 euros, en su calidad de presidenta de una supuesta entidad no registrada, denominada “Liga saharaui para la defensa de los derechos humanos y la protección de las riquezas naturales”.

Durante el mes de abril de 2021, el “polisario” envió a la interesada y a su hermana financiación adicional para sus actividades de apoyo a este grupo armado (compra de ordenadores, equipos de sonido, etc…), precisó.

Hilale también señaló que todas las alegaciones relativas a supuestos ataques a la libertad de movimiento de la mujer o de su familia y a su integridad física o a su hogar, carecen de pruebas y constituyen trucos sucios por parte de Argelia y del “polisario”.

En este contexto, señaló que Khaya “tiene pasaporte marroquí y viaja al extranjero libre y regularmente, donde se dedica a atacar a Marruecos y a transmitir información falsa sobre la situación de los derechos humanos en el Sáhara marroquí, sin que las autoridades marroquíes la preocupen o la detengan a su regreso”.

Llamando la atención del Consejo de Seguridad y del SG de la ONU sobre el hecho de que Sultana Khaya acaba de viajar a Las Palmas, España, el 1 de junio de 2022, el embajador señaló que la separatista pudo realizar todos los trámites que le permiten abandonar el territorio marroquí, tras haber retirado su nuevo pasaporte marroquí, contradiciendo así sus falsas alegaciones sobre un pretendido arresto domiciliario.

Asimismo, Hilale señaló que la separatista nunca ha presentado una denuncia sobre ningún tipo de violación supuestamente cometida contra ella.

“A raíz de las acusaciones de presuntas agresiones sexuales que dice haber sufrido y de la violación de su domicilio, las autoridades judiciales marroquíes han reaccionado abriendo investigaciones sobre los hechos denunciados”, dijo, señalando que Khaya se ha negado a cooperar, especialmente porque ha rechazado sistemáticamente la visita de la Comisión Regional del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CRDH) en Laayún, que quería tomarle declaración, y ha rechazado la asistencia médica que se le ofreció.

Una delegación del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que incluía un médico forense, fue enviada a Bojador los días 14 y 15 de febrero de 2022 para entrevistarse con miembros de la familia de Khaya, dijo, y señaló que todos ellos negaron las supuestas acusaciones de agresión sexual, así como la acusación de arresto domiciliario por parte de las autoridades marroquíes. “Además, las grabaciones que circulan por Internet muestran claramente que Khaya y su hermana fueron instruidas por el ‘polisario’ para hacer acusaciones infundadas de agresión sexual contra las fuerzas públicas marroquíes”, prosiguió Hilale.

Además, el embajador señaló que Saultana Khaya intenta convertir en un “intento de asesinato” un simple accidente de tráfico en el que se vio implicado un camionero en estado de embriaguez, que conducía un vehículo de una empresa privada, y que chocó contra su casa y la casa contigua.

“Sultana Khaya y su hermana, Luara Khaya, afirman sin ninguna prueba que se trata de un acto premeditado contra su familia, lo que no es en absoluto el caso. La policía ha abierto una investigación sobre este asunto y ha enviado citaciones a los perjudicados para recoger sus declaraciones”, subrayó, indicando que, en una clara demostración de instrumentalización de este accidente de tráfico, Khaya se negó a acusar recibo de la citación de las autoridades competentes, mientras que su vecina, cuya vivienda también fue afectada, respondió.

El embajador marroquí ante la ONU recordó también al Consejo de Seguridad y al Secretario General de la ONU que Mary Lawlor, Relatora Especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, se ha retirado del caso de Sultana Khaya, que ya no entra en su mandato. “Esta decisión se produjo tras la confirmación de la autenticidad de las fotos en las que aparecía con uniforme militar y portando un Kalashnikov, desmintiendo así las acusaciones de Argelia y el “polisario” de que dichas fotos son falsas”, señaló.

Hilale subrayó que las reiteradas acusaciones de Argelia y el “polisario” sobre la llamada Sultana Khaya son infundadas y no están respaldadas por ninguna prueba.

“Su único objetivo es engañar a la comunidad internacional e instrumentalizar la cuestión de los derechos humanos”, concluyó el embajador.

MAP – 07 Junio 2022