Artículos destacados


Fecha de publicación : julio 1, 2018

Los electos, notables y chiukhs de la región de Dakhla-Oued Eddahab reafirman a Horst Köhler que la autonomía es la única solución a la cuestión del Sáhara

Los electos, chiukhs y notables de las tribus sahrauis en la región de Dakhla-Oued Eddahab reafirmaron, el sábado, en un encuentro en Dakhla con el enviado personal del secretario general de las Naciones Unidas para el Sáhara marroquí, Horst Köhler, que la iniciativa de autonomía es la única solución para arreglar el conflicto artificial alrededor del Sáhara marroquí.

En este encuentro, que contó con la presencia, en particular, del embajador, representante permanente de Marruecos en las Naciones Unidas, Omar Hilal, los participantes destacaron el carácter serio y realista del plan marroquí de autonomía que goza de un amplio apoyo de la Comunidad Internacional, llamando Köhler a apoyar esta iniciativa que garantiza la dignidad, la libertad y los derechos de la población local.

Los participantes destacaron también el progreso registrado en las provincias del sur gracias a una gran dinámica de desarrollo, que fue reforzada por el lanzamiento por SM el Rey Mohammed VI, en noviembre de 2015, del nuevo modelo de desarrollo de las provincias del sur, con motivo del 40 aniversario de la gloriosa Marcha verde.

Con este motivo, el presidente de la región de Dakhla-Oued Eddahab, Ynja Al Khattat, repasó los proyectos de desarrollo en curso de realización en la región en el marco del modelo de desarrollo de las provincias del sur, con un presupuesto de aproximadamente 77 mil millones dírhams, 18 mil millones de ellos destinados a la realización de una serie de proyectos en la región de Dakhla.

Asimismo, Al Khattat se felicitó del clima de estabilidad y quietud que prevalece en la región, así como de todos los esfuerzos desplegados para realizar un desarrollo global y duradero en estas provincias.

Actualmente de visita a Marruecos en el marco de su segunda gira regional que le llevó a Argelia y Mauritania, Kohler llegó el sábado por la mañana a Dakhla tras visitar las ciudades de Laayún y Smara.

Köhler, quien llegó el jueves a Laayún en el marco de una visita a Marruecos y de su segunda gira regional, se había reunido con electos, chiukhs y notables en Laayún y Smara, que le reafirmaron su apego indefectible al plan marroquí de autonomía como única solución al conflicto artificial alrededor del Sáhara marroquí.

Sin distinción de tendencias políticas, estos electos, chiukhs y notables de tribus saharauis, representantes legítimos de la población local, recordaron, en este sentido, el apoyo de la Comunidad Internacional al plan de autonomía calificado por el Consejo de Seguridad de la ONU de “creíble y realista”.

Esta gira regional se produce después de la adopción de la resolución 2414 del 27 de abril de 2018, en la que el Consejo de Seguridad de la ONU reafirmó la preeminencia de la Iniciativa Marroquí de Autonomía, preconizó que el realismo y el espíritu de compromiso son esenciales para avanzar hacia una solución política realista, pragmática y duradera del conflicto regional sobre el Sáhara marroquí, pidiendo expresamente a los países vecinos y, por lo tanto, a Argelia, “aportar una contribución importante al proceso y comprometerse más fuertemente para avanzar hacia una solución política”.

Es de recordar que, con ocasión de la reunión celebrada en Lisboa en marzo de 2018 con el Enviado Personal, la delegación marroquí reafirmó los fundamentos de la posición marroquí, tal como se recordaba en el discurso de Su Majestad el Rey con ocasión de la conmemoración del 42º aniversario de la Marcha Verde, el 6 de noviembre de 2017:

– Ningún arreglo del expediente del Sáhara es posible fuera de la soberanía plena y completa de Marruecos sobre su Sáhara y fuera de la Iniciativa de Autonomía, cuya seriedad y credibilidad fueron reconocidas por la comunidad internacional.

– Las experiencias pasadas deberían permitir reflexionar sobre una obviedad: el problema no es tanto encontrar una solución a este expediente, sino más bien definir el proceso a seguir para lograrlo. Por lo tanto, corresponde a las partes que originaron este conflicto inventado asumir plenamente su responsabilidad en la búsqueda de una solución definitiva;

– El pleno respeto de los principios y fundamentos que ha mantenido el Consejo de Seguridad para el tratamiento de este conflicto regional artificial; de hecho, el organismo de las Naciones Unidas es la única instancia internacional encargada de supervisar el proceso de arreglo;

– El rechazo categórico de todo rebasamiento, de toda tentativa de quebrantar los derechos legítimos de Marruecos y sus intereses superiores, de toda propuesta obsoleta de excluir el plan de arreglo de los parámetros acordados, de la inserción abusiva de otros temas, que son tratados por las instituciones competentes.
01/07/2018