Descolonización

Marruecos logra su independencia política en 1956, finalizando los protectorados ejercidos por Francia y España sobre su territorio. Pero, la recuperación de algunos territorios controlados por España se hicieron en sucesivas etapas: el norte en 1956, las zonas de Tarfaya en 1958 y Sidi Ifni en 1969. Por lo tanto, Marruecos sigue proclamando ante las Naciones Unidas la recuperación de las provincias de Río de Oro y la Saguia el Hamra (las provincias del Sur).

Marruecos ha recuperado la mayoría de sus territorios a través de negociaciones y por vías pacíficas, este fue el caso, fundamentalmente, con España. Pero, los adversarios de Marruecos fomentaban el conflicto del Sahara y se oponen a la realización de su integridad territorial, mediante la financiación y la ayuda del frente Polisario, creando unas condiciones desfavorables en contra de Marruecos.

Tras la marcha verde, el régimen argelino se opuso a los intereses de Marruecos reconociendo oficialmente a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) como una nación soberana. Asimismo, dio apoyo al frente Polisario suministrándole armas y ofreciéndole territorio en los campamentos de Tinduf al suroeste de Argelia, para obtener una salida al Atlántico. Por ello, Marruecos suspendió sus relaciones diplomáticas con Argel el 7 de marzo de 1976.