A la une


Fecha de publicación : octubre 2, 2017

La aplicación de las normas migratorias peruanas requiere el “retorno inmediato” de la separatista del polisario a España

La aplicación de las leyes migratorias peruanas requiere el regreso inmediato de la separatista del polisario, la denominada Khadijetou El Mokhtar, a España, de donde había embarcado hacia Lima, anunció el miércoles el Ministerio de Asuntos Exteriores de Perú.

“De acuerdo con las normas migratorias peruanas, Khadijetou El Mokhtar debe regresar inmediatamente a España”, subraya el Ministerio de Asuntos Exteriores peruano en un comunicado publicado en su página web, señalando que “la ciudadana española tiene prohibido el acceso a Perú por decisión de la instancia nacional encargada de la migración del pasado 18 de agosto”, por “violación de su condición migratoria de turista durante su estancia en nuestro país”.

El Ministerio declara que “la ciudadana española permanece voluntariamente en el aeropuerto internacional de Lima porque se niega a embarcar hacia su país de origen y no acepta las facilidades ofrecidas por la instancia nacional encargada de la migración”, añadiendo que “las autoridades migratorias actuaron en el respecto de los derechos de la denominada Khadijetou El Mokhtar, que recibe en todo momento la asistencia consular del consulado general de España en Lima”.

El Ministerio de Asuntos Exteriores peruano precisa también que las relaciones diplomáticas con “la república saharaui títere” fueron suspendidas desde 1996, en testimonio de que “el gobierno peruano no reconoce el cumplimiento oficial de misiones de representación diplomática o de las acciones diplomáticas por parte de los delegados de la fantasmagórica RASD en nuestro país”.

“El gobierno peruano no está considerando restablecer las relaciones diplomáticas con la RASD”, sostuvo el ministerio.

El ministro peruano del Interior, Carlos Basombrío, afirmó recientemente que la llamada Khadijetou El Mokhtar “no es reconocida y no fue invitada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Perú”.

La semana pasada, los servicios peruanos de inmigración, que dependen del ministerio del Interior, desmintieron las falaces alegaciones de la separatista del “polisario” acerca de su detención, subrayando que esta ciudadana española no dispone de visado diplomático otorgado por las autoridades peruanas y no obtuvo ninguna ventaja o inmunidad como representante del “polisario” en Lima, contrariamente a sus falaces alegaciones.

27/09/2017