Desde la recuperación de las provincias del sur, Marruecos ha puesto en marcha la creación de unidades industriales en todas las regiones del Sahara, con el objetivo de desarrollar una dinámica en estas regiones para contribuir al desarrollo del Sahara, así como crear oportunidades de empleo para la estabilizar las poblaciones de las zonas urbanas.

La mayoría de las ciudades del Sahara están menos industrializadas salvo la ciudad de Laâyoune, y existe una desproporción entre las distintas regiones industriales, debido a los recursos y la infraestructura disponibles en cada región.

La ciudad de Laayoune goza de una supremacía industrial a diferencia de otras ciudades en las provincias del sur. Esto se debe, fundamentalmente, a la buena infraestructura que posee la capital del Sahara. Por lo tanto, el puerto de El-Marsa ofrece una gran oportunidad para los inversores, especialmente en el transporte de mercancías, así como en las actividades de pesca y de exportación.

Las industrias de transformación del pescado, fosfato, agroalimentario y el almacenamiento de productos de petróleo son las principales actividades de la zona industrial de la ciudad de El Aaiún. Otras zonas industriales se han creado cerca del puerto de Dajla, mientras que los trabajos están en curso para la realización de nuevas zonas industriales.