La lengua hassaní o hassanía es un dialecto del idioma árabe hablado en el Sahara marroquí y que se extiende hasta el río de Senegal al sur de Mauritania. Además, es un dialecto que se atribuye a los árabes nómadas de origen beduino, que se distingue por varios rasgos fonéticos y morfológicos.

Según Ahmed Amine Chenguiti en su obra titulada “Alwassit”, Hassaniya es “una combinación del árabe clásico mezclado por el dialecto (…), sus hablantes lo llaman kalam Hassan o “habla de Hassan” y yo no sé quien es Hassan”. Algunos estudiosos revelan que la palabra hasaní procede del árabe Hasan, nombre propio de varios soberanos de Marruecos.

A pesar de que es un dialecto específicamente occidental, tiene grandes diferencias con las restantes variedades del árabe hablado en regiones magrebíes.

Cabe señalar que hay un gran número de vocabulario de origen árabe y bereber. Sin embargo, existen en este dialecto términos de origen extranjero, particularmente, el idioma africano, castellano y francés.