Desde la recuperación de las provincias del Sahara, el sector de la vivienda y de la urbanización ha conocido profundos cambios, particularmente gracias al notable éxito de los programas y planes de vivienda, que han dado lugar a la creación de varios complejos residenciales.

Las provincias del Sur han conocido transformaciones urbanas, en forma de comunidades urbanas y barrios residenciales, que han tenido en cuenta las orientaciones definidas por los planes de acondicionamiento urbano, y las particularidades socioeconómicas de cada región, para ofrecer viviendas suficientes para la población de las provincias saharauis, así como atender a la creciente demanda en materia de vivienda, y realojamiento de la población saharaui que vive en condiciones insalubres y la que vive en las afueras de los centros urbanos (la ciudad), y luchar contra la vivienda insalubre en las ciudades de El Aiún, Dajla, Essmara y Bojador, la creación de planes urbanísticos modernos y la construcción de nuevos barrios residenciales.

Entre los programas de vivienda en las ciudades de las provincias del sur incluidos el programa de urgencia destinado a la construcción de viviendas decentes y urbanizaciones, el programa de la construcción de la ciudad Al-Wahda, el programa residencial Al-Wifaq, la operación de urbanización Al-Auda en El Aiún, considerado como uno de los más grandes proyectos de vivienda en la región.